La iluminación–enlightenment–¿qué es?

Aquí ofrezco una cita sobre la iluminación en el libro El poder del ahora de Tolle.

Advertisements
Posted in Medicina para el alma | Leave a comment

Las mejoras escritoras vivas (de castellano)

Criteria que informan esta selección son: 1) reconocimiento académico, 2) mis preferencias y 3) venta de libros.

  1. Isabel Allende (Chile) es una de las escritoras más prolíficas del mundo.  Publica en 1982 la novela La casa de los espíritus que es la representación de tres generaciones de mujeres.  Su última novela publicada en 2010 titulada La isla bajo el mar es la vida de una esclava de Santo Domingo del siglo dieciocho.  Sus novelas exploran las tradiciones, el poder y la pasión.  Su discurso en TED ejemplifica su capacidad de usar la narrativa para inspirar y edificar.
  2. Ana Maria Matute (España) ganó el premio Cervantes en 2010.  Matute ha sido la matrona de las letras españolas publicando más de 20 novelas durante los últimos 60 años.  Explora la pérdida de inocencia y el conflicto entre el mundo ideal y el materialismo.  Los Abel (1948) y Los hijos muertos (1958) son sus obras más premiadas
  3. Ana Lydia Vega (Puerto Rico), ganadora de dos premios prestigiosas, el Rulfo (México) y la Casa de las Américas (Cuba), escribe cuentos que salen los modelos tradicionales.  Con un gran sentido de humor, cuestiona la jerarquías sociales y ofrece una parodia de muchas facetas de la vida.  Su última publicación, Mirada de doble filo, es una colección de ensayos sobre la comunidades puertorriqueñas.
  4. Rosario Ferré (Puerto Rico) se destaca por su narrativa corta pero ha publicado novelas, colecciones de poesía, ensayos y crítica literaria.  Escribe en inglés y castellano.  Sus cuentos exploran los papeles sociales de mujeres y las relaciones, a veces opresivas, entre los segmentos diferentes de la sociedad.  Con Papeles de Pandora (1976), su primera colección de cuentos cortos, demuestra conexiones, a veces explícitas y a veces simbólicas, entre la condiciones de la mujer y de la sociedad.
  5. Julia Álvarez (República Dominicana) publica novelas y cuentos en español e inglés.  Nacida y educada en los Estados Unidos (Nueva York), su primera novela, How the García Girls Lost their Accents, ofrece una visión personal sobre la experiencia latina, o sea la discriminación y marginalización social y cultural.  En todas sus novelas, exitosas comercial y críticamente, ella explora la fuerza creativa de la mujer latinoamericana contrastando papeles tradicionales y modernos.
  6. Elena Poniatowska (México), con la publicación de La noche de Tlatelolco en 1971, una colección controversial de testimonios sobre la matanza durante una revuelta estudiantil, establece una reputación de escritora de consciencia social.  Al publicar sobre temas históricos con un estilo de lenguaje cotidiano, ha podido cuestionar las categorías separadas de periodismo y literatura.  Con De noche vienes (1980) y Flor de lis (1988) ofrece una colección de cuentos cortos y novela respectivamente.
  7. Luisa Valenzuela (Argentina) explora las relaciones entre la sexualidad y el poder, tanto en el contexto de parejas como en el de la política y la sociedad.  En las novelas Cambio de armas (1982) y Cola de lagartija (1983), denuncia la represión política y censura de las guerras sucias en Argentina (1976-1982).  Otros temas que surgen en su escritura son: la relación entre ficción y realidad y el humor que nace de la ambigüedad de las palabras.
  8. Cristina Peri Rossi (Uruguay) observa, como Valenzuela, también de la región platense, la relación entre relaciones sexuales y políticas pero tiene la tendencia de explorarla por medio de la alegoría.  Pero más se destaca su escritura rompiendo los modelos formales de la narrativa, similar a la escritura de Julio Cortázar.  La nave de locos (1984) es su obra más estudiada y el ejemplo más grande de la experimentación de narrativa.
  9. Giaconda Belli (Nicaragua), ganadora de muchos premios en la poesía, entre ellos La Casa de las Américas en 1978, es también una prosista de gran calidad.  Últimamente, con tres narrativas, El país bajo mi piel (2001), El infinito en la palma de la mano (2008) y El país de las mujeres (2010) parece iniciar una etapa de narrativa.  La primera es autobiográfica, la segunda alegórica y la última, una fantasía utópica que contesta la pregunta–¿Qué pasaría en un país donde únicamente las mujeres gobernaran?
  10. Diamela Eltit (Chile) explora la marginalidad en general, con mayor énfasis en la mujer marginada.  El cuarto mundo (1988) intenta cuestionar el sistema de sexualidad fija proponiendo un sistema más fluido.  Su novela primera Lumpérica (1983) ofrece una visión teatral o cinematográfica.
Posted in Literatura/Arte/Art/Literature | Leave a comment

San Francisco–El Chakra del corazón

En el proceso de investigar información sobre El Chakra del corazón para un proyecto de música y voz que estoy escribiendo y produciendo, me he chocado de nuevo con una oración que me encanta–la de San Francisco.  Me ha ayudado mucho porque . . .

1) Me ha enseñado que tengo el poder de llevar un espíritu de cariño y servicio sin importar la situación.
2) Me sigue enseñando que las tantas cosas que exijo de la vida me vienen en el momento que las regalo a mi vecino–cosas materiales sí–pero más importante cosas intangibles–la consolación, la comprensión y el amor.
3) Finalmente me recuerda que perdonar es mi responsabilidad–si otros lo hacen, bien–pero no necesito exigirlo de ellos.  Otra nota–aprendí que el acto de perdonar NO ES únicamente soltar la culpa que he guardado para el que me ha dañado.  Es también soltar el papel de víctima que me ha controlado.

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:
donde haya odio, que yo lleve el amor,
donde haya ofensa, que yo lleve el perdón,
donde haya discordia, que yo lleve la unión,
donde haya duda, que yo lleve la fe,
donde haya error, que yo lleve la verdad,
donde haya desesperación, que yo lleve la esperanza,
donde haya tristeza, que yo lleve la alegría,
donde haya tiniebla, que yo lleve la luz.
Oh, maestro, haz que yo nunca busque
ser consolado, sino consolar,
ser comprendido, sino comprender,
ser amado, sino yo amar.
Porque es dando como se recibe,
es perdonando, como se es perdonado,
y muriendo se resucita a la vida eterna.

Lord, make me a channel of thy peace,
that where there is hatred, I may bring love;
that where there is wrong, I may bring the spirit of forgiveness;
that where there is discord, I may bring harmony;
that where there is error, I may bring truth;
that where there is doubt, I may bring faith;
that where there is despair, I may bring hope;
that where there are shadows, I may bring light;
that where there is sadness, I may bring joy.
Lord, grant that I may seek rather to comfort
than to be comforted;
to understand, than to be understood;
to love, than to be loved.
For it is by self-forgetting that one finds.
It is by forgiving that one is forgiven.
It is by dying that one awakens to Eternal Life.

Posted in Medicina para el alma | Leave a comment

La identidad–¿reflejo o esencia?

Anoche en clase confrontamos el concepto de identidad.  Estamos estudiando Naufragios de Cabeza de Vaca—un texto autobiográfico—que mas allá de las obvias intenciones historiográficas—intenta promover una visión del protagonista (representación del autor mismo) como mártir, fiel testigo e informante de la corona, y líder—resumen.  Cabeza de Vaca construye un personaje para convencerle a la corona que merece reconocimiento y oportunidades profesionales por lo que supuestamente logra durante la campaña fallada en Norteamérica—quería que el mundo le percibiera de cierta manera—que a mí me dice que la percepción de él no era lo que quería y buscaba la manera de controlarla (cambiarla).

Es fácil simplificar nuestro contacto con la obra—clasificar o analizar el texto—diciendo que es mentira/propaganda/hipérbole.  Pero la cuestión de la identidad—su construcción y la veracidad que percibimos en ella—interesaba más.  La construcción de ella es aparente—ropa, destrezas, amigos, profesiones, papeles sociales, manera de hablar, muecas, gestos, etc.

Quiere decir que tuvimos que confrontar la dinámica de la identidad—no quería entrar en abstracciones—buscaba la manera de explorar como nos percibimos a nosotros mismos sin invadir el espacio personal demasiado.  Preguntaba ¿Cómo te ves? Llamando la atención al significado de la sintaxis—parece que el tú—sujeto del verbo “ves”—percibe otra cosa—el te—objeto de la percepción.  Uno ve, otro es visto—el hemisferio izquierdo del cerebro tiene que convertir el objeto de la percepción en algo tangible, definible, comprensible—si no, entonces es misterio, fantasma, fenómeno metafísico—que quiere decir que la lógica no sirve para definirlo.  Entonces la identidad es creación material de la mente analítica.  Ficción? Construcción? Claro que sí.

Claro que la pregunta que sigue es:  ¿Quién/qué maneja la percepción.  Si la identidad es ficción/construcción–¿Quién la construye y por qué?  Pero otra pregunta es por qué ando creyendo que la identidad soy yo y es real—¿Por qué me identifico más con la construcción?—Y por qué no me identifico con el (o la) que va construyéndola?—ni estoy conciente de esta presencia primordial, fundamental y creativo.

Ideas o comentarios?

Posted in Literatura/Arte/Art/Literature, Medicina para el alma | Leave a comment

Como romper el hechizo

Yo sé que soy creativo, hombre que tiene compasión para otros.  Me despierto cada mañana abierto al mundo, niño nacido a un mundo de tranquilidad e infinitas posibilidades, pero poco a poco las presiones de mi vida entran provocando un enfoque que restringe la visión, me pongo las anteojeras para concentrarme en los detalles del día.  Estos detalles específicos están relacionados con el mejoramiento de mis situaciones económicas o sociales o con las responsabilidades profesionales o familiares.  Fijo la visión en una lista de metas para el día concentrándome en el próximo paso.  Cualquier cosa que distrae o me desvía del camino invita una frustración que me lleva a la ira y eventualmente al resentimiento.  No importa si es tráfico, una máquina que no funciona, chismes, dramas familiares, etc., la reacción es la misma—¡No tengo tiempo para ocuparme de esto!    La vida se ha convertido en un concurso interminable para amontonar más dinero, más reconocimiento, más seguridad, más posesiones—digo interminable porque en el momento de lograr algo, inmediatamente me fijo en el próximo deseo.

¿Por qué es problemático o dañino este tipo de deseo? 1) Es imposible satisfacerlo, 2) me desplaza del mero acto de vivir y 3) tiene un componente del auto-engaño.  No quiero decir que el deseo en general es dañino ni tampoco que necesito resistirlo—al contrario—el deseo es una emoción que todos experimentamos.  Pero si el deseo es ansia para obtener placer o materiales, entonces se basa en la ilusión de que al satisfacerlo me pertenece la felicidad—cuando digo “Estaré contento al lograr el ascenso o al comprar la casa de mis sueños”, me engaño—tal vez con la intención de motivar—pero mentira de todos modos.  El deseo me ubica en el futuro pero vivo en el presente—me separa de la vida.

Me tiento con una realidad imaginada (el deseo) de la fama o la riqueza, como la zanahoria colgada delante del caballo.   Cualquier cosa, persona o situación que me impide o bloquea la realización de esta realidad pre-imaginada es percibida como negativa o mala—me enoja, me deprime y me frustra.  Como bestia de carga, con las anteojeras puestas, es difícil ver el panorama entero e intuir por qué vivo dentro de tanta frustración.  Al yuxtaponer la felicidad sobre el deseo (futuro), me he distanciado de ella.  Llego a la conclusión:  ¡La felicidad no es producto (efecto) del deseo!

El acto de romper el hechizo del deseo en un ambiente pos-industrial no ha sido fácil.  La idea que más es mejor, la terapia de compras es curación o que uno tiene que volverse pendejo para defender y lograr sus deseos son mitos materialistas.  He podido desmitificar (proceso mental) este mito, o sea desprogramar la mente, pero para escapar el trance del materialismo he tenido que salir de procesos mentales porque es allí donde la enfermedad se nutre.  ¿Cómo salir de la mente, cómo descansar de verdad y abandonar la bulla mental, cómo apagar el chorro de publicitarios y auto-juicios que llena la pantalla mental?  La meditación—una práctica que abre el panorama y deja entrar la intuición y la creatividad—la mejor medicina que he tomado.

Posted in Medicina para el alma | Leave a comment

Acercarse a la poesía

Como leer la poesía—

El poema ha llegado a ser unos de los textos más difíciles de leer y entender. ¿Por qué?  Por el vocabulario erudito?  Por la cantidad de posibles significados o mensajes?  Por la falta de lenguaje directo o el uso de símbolos?

Poema es arte

La poseía es arte—y como arte es mas fácil gozarla si nos abrimos a las riquezas que nos ofrece.  Podemos gozar del sonido, si leemos el poema en voz alta.  Podemos gozar de la serie de imágenes, el movimiento, los olores y sensaciones si dejamos la necesidad de analizar al lado—por un momento.  Experimentar el poema primero, comprenderlo después.  Según Nicanor Parra, la poesía, como una montaña rusa, provoca una reacción en el lector—es más experiencia que ejercicio mental.

“La montaña rusa”

Durante medio siglo

La poesía fue

El paraíso del tonto solemne

Hasta que vine yo

Y me instalé con mi montaña rusa.

Suban, si les parece.

Claro que yo no respondo si bajan

Echando sangre por boca y narices.

El museo de arte

Al visitar un museo de arte y observar los cuadros como “El nacimiento de Venus” de Botticelli podemos hacer dos cosas: 1) ver y disfrutar la belleza, los colores, las sensaciones que nos entran al mirar o 2) describir lo que vemos, analizar, clasificar, juzgar, expresar opiniones, y asignar significados a los elementos o a la obra entera.

Producimos significado

Cuidado con la idea que el poema contiene un significado secreto y que a través de un proceso analítico vas a poder rescatar el significado de su laberinto donde el poeta lo ha escondido.  El hecho de que es arte quiere decir que proyecta muchos significados—somos nosotros los lectores que producimos significado a base de nuestras experiencias, la educación, nuestra cultura, y la sicología—hasta la subconciencia.

Análisis de poesía

Después de relajarnos un poco y empezar a gozar de la experiencia, podemos explorar como leer mejor, porque sí hay lecturas mas informadas—o sea considerar los elementos del poema y observar las relaciones entre ellos—en otras palabras–iniciar análisis.

1)    El elemento más básico de la poesía es el símbolo que es un imagen cargado de significado—los símbolos tienen significados diversos—por ejemplo la sangre puede significar la vida, la pasión, la muerte, los ancestros, la herencia genética, una bebida sagrada, o diferentes tipos de sacrificios—y más todavía.  Hay que considerar las posibilidades simbólicas.

2)   El contexto nos ayuda limitar los significados—a veces el título establece el contexto, como en el poema “Alturas de Macchu Picchu” de Pablo Neruda.  Con su primer verso “Entonces en la escala de la tierra he subido” el símbolo de la escala es más fácil de comprender por el contexto de las ruinas incas de Macchu Piccho o la frase “de la tierra” que limita también las posibilidades interpretativas a la geografía de cierta región andina.

3)   La voz poética–¿Con quién habla?  ¿Se dirige a otro personaje, a una piedra, al universo o al lector?  También nos ayuda determinar si el poema es un diálogo, una descripción, una meditación, unos pensamientos o unas instrucciones.  Así podemos saber quien es el público y cual es la función del poema.

4)   De los cinco sentidos, el sentido más activado en la poesía es tal vez la vista—pero los otros reciben atención y ofrecen encuentros ricos con los versos.  Al estar conciente de la sensación representada podemos “sentir” el poema mejor y también clasificar posibles significados porque cada sentido es otro lenguaje.

Finalmente existe la posibilidad de iniciar un estudio más profundo utilizando otros instrumentos de análisis de la poesía.  Estos instrumentos se llaman figuras retóricas y nos ayudan describir lo que ocurre en el poema.  Unos ejemplos son: 1) La aliteración—la repetición del mismo sonido consonante, 2) La hipérbole—la exageración y 3) la onomatopeya—imitar sonidos que ocurren en la naturaleza.

Leer la poesía no es un proceso científico—es una exploración de la cultura, de la consciencia y de uno mismo.  En los últimos versos de su poema titulado “La poesía” Octavio Paz exige varias cosas de la poesía:

Llévame, solitaria,

llévame entre los sueños,

llévame, madre mía,

despiértame del todo,

hazme soñar tu sueño,

unta mis ojos con aceite,

para que al conocerte me conozca.

Posted in Literatura/Arte/Art/Literature | Leave a comment

Mario Vargas Llosa ganó el premio Nobel

Hemos tenido tres meses para meditar el hecho de que el novelista peruano, Mario Vargas Llosa, ha ganado el premio Nobel de la literatura.  ¿Qué importancia tiene más allá del dinero ($1.500.000,00) y la fama?  El mismo Vargas Llosa responde que son las letras latinoamericanas y la lengua española que recibe el reconocimiento,  En parte sí, pero hay que tomar en cuenta varios otros hechos—1) Vargas Llosa es uno de los escritores más energéticos y disciplinados, pasa la vida escribiendo, practica su arte diariamente, 2) sus obras han tenido muchísimo éxito comercial y presencia cultural y 3) además de escribir sobre Latinoamérica, ha explorado temas universales a través de la novela, el cuento, el ensayo y el drama.  Un ejemplo de la última consideración es un libro que ha anunciado, La civilización del espectáculo, sobre fenómenos culturales y sociales.

Posted in Literatura/Arte/Art/Literature | Leave a comment